Testimonios de terapia de grupo

testimonials-es

Testimonios de terapia de grupo

“Antes de empezar las sesiones de grupo, me resultaba muy incómodo hablar de temas privados de mi vida de manera abierta, particularmente con gente que nunca había visto antes en mi vida. Todo lo contrario, me sentí muy seguro en este espacio de grupo, ayudándome a sentirme cómodo y a hablar abiertamente con gente que había experimentado y estaba viviendo problemas muy similares a los míos”. (Hombre, 33 años)

“Nunca había participado en terapia de grupo antes de ir al grupo de la Dra. Capdevila. Había padecido durante varios años problemas de ansiedad y depresión y creí que el grupo me podía ayudar. Y así fue. La Dra. Capdevila supo crear un ambiente seguro y los otros miembros del grupo me apoyaron hasta extremos. Me sentí muy cómodo compartiendo mis pensamientos y sentimientos, y creo que es un sentimiento muy poderoso darte cuenta que no estás sola en todo aquello que está pasando en tu vida.  Tengo muchas ganas de apuntarme otra vez a una terapia de grupo” (Mujer, 46 años)

“Mi objetivo consistía en ser más positivo en diferentes relaciones. Tras la experiencia de terapia de grupo, pienso más, puedo controlar mis pensamientos negativos, respiro antes de reaccionar y estoy más en paz. Escuchar las historias de los demás ayuda. Me di cuenta que compadecerme de mi mismo y preocuparme suponen una pérdida de tiempo”.  (Mujer, 37 años)

“Estaba aterrorizado sin razón, antes de tiempo. Nunca había explicado mi historia a otra gente. Mi meta era superarlo y lograr un gran paso adelante. Conseguí ser más abierto tras mi experiencia en la terapia de grupo”. (Mujer, 29 años)

“El grupo es un lugar seguro. Tenía ganas de ir a las sesiones. No estaba sola. Me di cuenta de que ponía un muro. Ahora quiero trabajar en no situar mis expectativas demasiado altas”. (Mujer, 33 años)

“Las sesiones de grupo con la Dra. Capdevila me permitieron encontrar refugio y consuelo en un espacio donde todo el mundo se mostraba muy abierto y honesto. Saber que no estaba sola en mi manera de pensar un tanto turbada me ha ayudado enormemente. Creo que uno de los principales aspectos de estar deprimida y ansiosa es sentirse sola y anormal.  La gente que conocí eran como yo, seguían con sus vidas cotidianas pero con una lucha secreta. Juntos, con la ayuda de la Dra. Capdevila trabajamos a través de cuestiones comunes y aprendimos cómo reconocer cuando estamos asociando ciertas situaciones con las emociones del pasado. Siento que he aprendido lo que me “activa” y ahora estoy en el camino de controlar estas emociones e impedir que me superen y gobiernen mi vida. Siento que estas sesiones de grupo fueron una parte muy valiosa de mi proceso de curación”. (Mujer, 30 años)